Hosting Venezuela — usado por más de 10,500 clientes.

+ 58 239 248.13.62 | 248.14.98 consulta@aliven.com.ve

Una investigación, actualmente en curso, en la Universidad de Lancaster de Inglaterra sugiere que las mezclas de concreto podrían fortalecerse agregando nanopartículas extraídas de zanahorias y otras hortalizas de raíz. Las pruebas preliminares realizadas por los ingenieros de la universidad encontraron que las “nano plaquetas” obtenidas de las fibras de estos vegetales “mejoraron significativamente” la resistencia del concreto, a un bajo costo. La universidad ahora cuenta con £ 195,000 en fondos del programa Horizon 2020 de la Unión Europea para continuar con la investigación, con la esperanza de que los resultados puedan ayudar a reducir las emisiones de carbono de la industria de la construcción.

El nuevo cemento reduce el consumo de energía y el CO2.

“Estos nuevos nanocompuestos de cemento se fabrican mediante la combinación de cemento Portland ordinario con nano plaquetas extraídas de vegetales de raíz de desecho extraídos de la industria alimentaria”, dijo el profesor de ingeniería Mohamed Saafi, quien es el investigador principal del proyecto. “Los compuestos no solo son superiores a los productos de cemento actuales en términos de propiedades mecánicas y de microestructura, sino que también utilizan cantidades más pequeñas de cemento. Esto reduce significativamente el consumo de energía y las emisiones de CO2 asociadas con la fabricación de cemento”. La idea es que con un concreto más fuerte, se requerirá menos material para un edificio de la misma escala.

Incluso una pequeña reducción en la cantidad podría tener un gran impacto, dado que la producción de cemento, el ingrediente clave en el concreto, podría representar hasta el ocho por ciento de las emisiones totales de dióxido de carbono en el mundo, según estadísticas recientes. Esto se debe a que el dióxido de carbono es un subproducto de la conversión química que tiene lugar durante la producción del cemento. El proceso también requiere que el cemento se caliente a temperaturas muy altas, a menudo a través de la quema de combustibles fósiles.

El material superó a todos los cementos disponibles.

En los primeros estudios de la Universidad de Lancaster, las nano plaquetas vegetales de raíz, que funcionan aumentando la cantidad de hidrato de silicato de calcio, la sustancia principal que otorga su resistencia al concreto, superaron a todos los aditivos de cemento disponibles en la actualidad. Esto incluye fuentes más costosas como el grafeno y los nanotubos de carbono. Los ingenieros pudieron usar 40 kilogramos menos de cemento Portland por metro cúbico de concreto.

Están trabajando con un socio industrial, la compañía de materiales sostenibles Cellucomp, en la investigación. Cellucomp ya trabaja con residuos de fibras vegetales de raíz, con las que fabrica el aditivo Curran. El grafeno, ese material maravilloso, ha sido recientemente promocionado como el futuro para un concreto más fuerte, con estudios de la Universidad de Exeter que muestran que podría hacer que un compuesto sea más del doble de fuerte y cuatro veces más resistente al agua que las mezclas existentes.

Fuente: https://www.dezeen.com/2018/08/09/carrots-concrete-stronger-lancaster-university-technology/

Photo by Harshal S. Hirve on Unsplash